22.12.2022: un día excepcional para propulsar el salto evolutivo de quienes hayan elegido ese camino, haciendo que nuestra luz interior ascienda sobre las tinieblas exteriores.

Alguien muy próximo a mí y en quien confío plenamente tuvo durante una reciente experiencia colectiva en una capilla especial del templo egipcio de Medinet Habu una visión en la que aparecía esta fecha. Antes de salir de casa grave un vídeo para mi canal de youtube donde explicaba todas las sincronicidades que se dieron en los últimos días relacionadas con esa visión y que para mí reforzaban el valor excepcional qué le di cuando me contó esa experiencia.

Pero lamentablemente, al intentar cargarlo en el canal comprobé que el vídeo se había grabado sin sonido, algo no muy anormal dada mi impericia tecnológica.

El principal impacto subjetivo que tuve es la correspondencia binaria de esa fecha con el 21.12.2012, momento en el cual terminaba la última Cuenta Larga del calendario tzolkin maya y se iniciaba un momento de no tiempo que se corresponde con el fin del Quinto Sol descrito en el Popol Vuh de los mayas quiches.

Puesto que durante esta semana me será imposible repetir esa grabación al no poder cargarla en Youtube intentaré sintetizar lo esencial de la misma antes de que pase esa fecha, siendo más explícito que cuando en un vídeo anterior señalaba con antelación a la fecha palíndromo e irrepetible 22.02.2022 como un momento histórico excepcional, algo que así fue por haber dado en esa noche Putin a sus generales la orden de atacar a Ucrania dos días después, dando lugar a la chispa que para mí a largo plazo puede convertirse en el germen de una tercera Guerra Mundial.

Otras sincronicidades que describía en ese vídeo tenían que ver con recientes descubrimientos sobre una luminosidad de fondo detectada por el Observatorio espacial Hubble y sobre la existencia de dos ciclos de actividad solar completamente diferentes y complementarios al ya conocido de once años. Y también del para mí oportunista anuncio de que en en uno de los dos principales laboratorios del gobierno americano se había logrado obtener más energía de la invertida mediante un proceso de fusión nuclear controlada.

Eso significaba la esperanza de una fuente energética inagotable, relativamente barata y sobre todo limpia, imitando al proceso que se da dentro del sol.

Si me animo ahora a dejar por escrito aquella visión relativa al inmediato 22.12.2022, venciendo todas las dificultades que me han impedido hacerlo antes por otros medios, se debe a que acabo de encontrar otra noticia que comparto más abajo donde un visionario visionario anónimo prevé algo grave para el día anterior, miércoles en el cual el solsticio de invierno se producirá en el hemisferio norte a las 22.47 UTC solo setenta y tres minutos antes del jueves 22.

Mi temor es que las anomalías que ese día eventualmente puedan producirse en el sol y en otros puntos de nuestro sistema solar pudieran provocar temores apocalípticos que carecen completamente de sentido, puesto que por el contrario se trataría de un momento excepcionalmente bueno para elevar la conciencia, el amor y la alta vibración dentro de un proceso que puede conducir a la ascensión a quienes hayan elegido ese camino y perseverado en él.

Y además el fenómeno de transmutación solar, estrechamente conectado según el modelo del universo eléctrico con eventos que están ocurriendo en otros puntos del universo, estará siendo controlado por nuestros aliados en este proceso.

Por tanto aún en el caso de que suceda algo perceptible externamente, algo a lo que no le da importancia quien tuvo esa visión, no hay nada que temer, sino que por el contrario es un momento de interiorización conciencia y alegría excepcional porque tras la noche oscura se anuncia el irrefrenable triunfo del sol de justicia con todo lo que ello implica para las fuerzas que pretenden mantenernos sumidos en la esclavitud, la ignorancia y el adormecimiento permanente.

Agradezco su difusión.

Enrique de Vicente

Todos los artículos

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enrique de Vicente